El alcalde de Ermua, Carlos Totorika, ha asegurado que «el Ayuntamiento sigue manifestando su voluntad de establecer una oferta comercial en la plaza del mercado» aunque reconoce que «no sólo depende de nosotros».

Este fue un asunto que el primer edil del Ayuntamiento de Ermua tuvo que explicar en varias ocasiones durante la pasada semana, debido a que Bildu le solicitó esa información durante la última sesión plenaria y el vecindario lo hizo durante la reunión de respuestas técnicas a las propuestas ciudadanas de los presupuestos.

Totorika fue contundente al afirmar que «es mentira que queramos cerrarla, pero lo que no podía ser es que el esfuerzo recayera sólo en el Ayuntamiento». De este modo, el primer edil trata de justificar las gestiones municipales que se han realizado en los últimos años en torno al mercado de abastos local.

El alcalde apoyó la necesidad de modificar esta infraestructura «porque se construyó ya hace muchos años y su equipamiento no responde a los hábitos de consumo actuales, ya que se acude a lugares que mezclan el ocio y el consumo y prácticamente sólo alimentación no funciona».

Según aclaró, en los últimos años, «se hicieron varias reuniones con los comerciantes de la plaza del mercado y se buscaron tres fórmulas para dar solución al mal momento que atravesaban, ya que el sector comercial es uno de los más tocados en el momento actual».

Entre las tres propuestas municipales, los comerciantes eligieron una, que requería una financiación de 1,2 millones de euros. La propuesta de la Administración local consistía en que el Ayuntamiento pusiera un millón de euros y los comerciantes el resto (200.000 euros). «Y los comerciantes no quisieron aceptar la oferta», aclaró Totorika.

Otras actividades

Por ello, el alcalde defendió la gestión municipal para conseguir la remodelación del mercado. «Porque creemos que el Ayuntamiento no puede poner el cien por cien, no podía ser que todo el esfuerzo recayera en el Ayuntamiento, por eso se les pidió a los comerciantes que asumieran el 20%». Además, Totorika asumía que «hay otros comerciantes que no están en la plaza del mercado y podrían quejarse con razón».

En definitiva, Totorika defendía el mantenimeinto de la plaza del mercado de Ermua «pero con otro tipo de actividades comerciales». Cabe destacar que en los últimos meses numerosos comerciantes que permanecían desde hace años en la instalación municipal han trasladado sus negocios a locales comerciales de las calles de Ermua.

Por último, el alcalde negó rotundamente que la cadena de comercial Mercadona se hubiera interesado por la plaza del mercado de Ermua, tras una broma que se gastó mediante la colocación de unos carteles afirmando tal hecho en las calles de la villa. «En todo caso si Mercadona se interesara, el Ayuntamiento no quiere que Mercadona vaya ahí», aclaraba.