La Ertzaintza de Eibar han detenido este mediodía en Ermua a un varón de 55 años acusado de ser el autor de una serie de atracos registrados en los dos últimos meses en comercios de Eibar. El arrestado cuenta con antecedentes y dos órdenes de ingreso en prisión en Barcelona y Alicante.

El último atraco tuvo lugar ayer lunes a las doce del mediodía en unaóptica de Eibar. El varón irrumpió en el comercio armado con un cuchillo e intimidó a las tres dependientas. Tras encerrarlas en un cuarto trasero se apoderó del dinero de la caja registradora y se dio a la fuga a pie.
La Policía Vasca le imputa otros tres asaltos ocurridos en los dos últimos meses en dos agencias de viajes y en la recepción de un hotel. La forma de operar ha sido similar en todos los casos. El autor se presentaba con la cara semicubierta por un gorro o el cuello subido de una sudadera. Para cometer el delito, aprovechaba la ausencia de clientes y se centraba en locales con personal exclusivamente femenino. Los cuatro establecimientos se encuentran ubicados en un radio de 200 metros.
Con la amenaza del cuchillo y a la voz de “esto es un atraco” conseguía intimidar a las trabajadoras y sustraer así varios cientos de euros procedentes de la recaudación de los establecimientos. Posteriormente, encerraba a las víctimas en los baños o en algún cuarto auxiliar con la advertencia de que no salieran en 10 minutos.
La Ertzaintza abrió una investigación desde el primer asalto, ocurrido a finales de diciembre en el hotel, y aumentó la vigilancia. Con el perfil del atracador los agentes crearon un grupo de sospechosos que fueron filtrando hasta dar con el varón detenido hoy. Los agentes averiguaron que llevaba poco tiempo residiendo en la comarca y que estaba buscado por la Justicia. Asimismo tenía el DNI caducado desde 2006 para evitar caer durante su tramitación. Los investigadores contrastaron su información con los Mossos de Escuadra de Cataluña.
El trabajo policial ha culminado hoy a la una de la tarde en una calle de Ermua, donde se ha procedido a la detención del presunto autor. Se trata de un varón de 55 años, originario de Barcelona, que llevaba dos meses residiendo en esa localidad. Al ser abordado por los agentes el sospechoso ha dado una identidad falsa y ha intentado huir, aunque sin éxito.
Cuenta con más de una veintena de antecedentes por robos con violencia y dos órdenes de ingreso en prisión de juzgados de Barcelona y Alicante. El arrestado, que se encuentra en dependencias policiales mientras se instruyen diligencias, llevaba encima 300 euros que se considera proceden del último robo.