Carlos Totorika no se sorprendió de la envergadura de la manifestación, «que prueba que no nos confundíamos al pensar que había que cambiarlo»

En el plazo de dos meses la ciudadanía de Ermua pagará los mismos precios del agua que el Consorcio de Gipuzkoa. En opinión del alcalde, Carlos Totorika, este es el plazo que necesitará la administración local para modificar el precio del agua, cumpliendo los trámites legales. De hecho, como el equipo de Gobierno había anunciado, el próximo Pleno de la corporación debatirá una moción en la que se propone utilizar las tarifas del Consorcio de Aguas de Gipuzkoa, solicitar la participación del Ayuntamiento en el citado Consorcio y defender el nuevo modelo planteado para el cobro del agua (en función del número de personas por domicilio y progresivo, es decir, que unos metros cúbicos se paguen a un precio y los que sobrepasen más caros).

Cabe destacar que la moción de PSE y PP ya ha sido presentada y debatida en una comisión informativa por todos los grupos políticos de la corporación.

Tras la manifestación convocada el pasado jueves, a la que según fuentes municipales acudieron 900 personas y según los organizadores 3.000, el alcalde reconoce la importancia de la participación, «porque prueba que no nos habíamos equivocado al pensar que era un tema que había que revisar». «Hace semanas detectamos que la subida del precio del agua en algunas familias era relevante y para familias en situaciones difíciles es un problema», reconocía.

Respecto a las reivindicaciones de los responsables de la manifestación, Totorika apuntaba que «nuestra intención de participación en el Consorcio ya se había anunciado antes de la manifestación y se implantará a partir del próximo Pleno» e incidía en que «incluirá la depuración del agua, comprar el agua ‘en alta’, es decir recibirla de Gipuzkoa en lugar de Bizkaia, como hasta ahora, y el agua ‘en baja’ (las lecturas contador y otros detalles)». No obstante insitía en que «el saneamiento en la red troncal, al río, es competencia del Gobierno vasco».

En cuanto a la reivindicación de la gestión del agua 100% pública, el alcalde se muestra contrario a la declaraciones realizadas por esta plataforma ciudadana «porque en Ermua la gestión es municipal. Las tarifas se aprueban en Pleno. En esta ocasión se aprobaron también con los votos a favor de PNV e IU. Y al igual que el Consorcio de Aguas de Gipuzkoa, en ocasiones subcontrata algunos servicios, también lo hacemos nosotros». «Decir que la gestión del agua en Ermua no es municipal es desconocer la realidad o tratar de manipular».

En cuanto a la queja del cobro de consumos de 2013 con las nuevas tarifas de 2014, el primer edil apuntaba que «la lectura se hace cada dos meses y los contadores no se pueden parar», pero añadía que «si hay quien cree que debe hacerlo puede presentar la queja y si es pertinente se le devolverán esos céntimos».