El ermuarra del Specialized-Garmar vuelve a la competición este fin de semana tras su periodo de descanso. Lo hará el domingo 27 en el BTT de Bilbao, y sobre un circuito de 6,7 km al que los competidores darán un total de 4 vueltas para completar los 26,8 km totales que tiene la prueba vizcaína.

Para esta primera toma de contacto, Aitor no se marca ninguna meta en concreto. “Tenía ganas de volver a ponerme un dorsal, hemos empezado a entrenar sin exigirnos demasiado aún, por lo que estas primeras carreras las afronto con tranquilidad, para volver a coger ritmo de competición e ir poco a poco afinando de cara a la temporada de ciclocross”.

Además, el corredor de Ermua cree que esta es la mejor manera de prepararse para sus objetivos.