Circulaba a excesiva velocidad, haciendo derrapes y dando volantazos

Agentes adscritos a la Ertzain-etxea de Eibar han arrestado esta pasada madrugada a un varón de 20 años de edad, acusado de un delito contra la seguridad vial tras haber conducido de forma temeraria y a velocidad excesiva, entre los municipios de Mallabia y Ermua. Tras ser interceptado, el conductor del vehículo infractor arrojaba tasas positivas de alcoholemia.


El hecho se iniciaba sobre las dos menos cuarto de la madrugada de hoy, domingo, a la altura del polígono Urtia del municipio de Mallabia. Una patrulla de la Ertzaintza que realizaba labores de seguridad ciudadana ha observado el paso por la carretera BI-3302 de un automóvil que circulaba a velocidad excesiva y de forma irregular. Se trataba de un turismo Opel Corsa, cuyo conductor iba dando volantazos y haciendo derrapes, invadiendo en ocasiones el sentido contrario de la marcha.
Los agentes han perseguido al vehículo en cuestión en dirección hacia Ermua, emitiendo señales luminosas al objeto de que el conductor infractor se detuviera. Este sin embargo ha hecho caso omiso a las instrucciones de los ertzainas, aumentando incluso de forma notable la velocidad y circulando de forma temeraria. Finalmente los agentes han interceptado el coche en el municipio de Ermua, a la altura del kilómetro 68 la carretera N-634. El conductor, un varón de 20 años de edad, ha sido arrestado bajo la acusación de un delito contra la seguridad vial. Además se le imputaba por el delito de alcoholemia tras arrojar tasas positivas en las pruebas efectuadas.