El Ayuntamiento de Ermua afirma que, «al menos en términos absolutos, no se puede decir que en Ermua exista un déficit de plazas de aparcamiento». Esta afirmación se incluye en el informe técnico de respuesta a las peticiones ciudadanas que surgieron de las sesiones de presupuestos participativos en Ermua. De este modo, los técnicos municipales responden a la demanda de la ciudadanía sobre «repensar los espacios para ampliar aparcamiento» en Ermua.

Los técnicos municipales contabilizan 7.515 plazas de aparcamiento en el municipio de Ermua. Detallan que existen 710 aparcamientos subterráneos municipales en régimen de concesión administrativa. Hay 2.153 aparcamientos en superfície, 4.168 aparcamientos subterráneos de naturaleza privada, 98 de vehículos ligados a usos industriales o comerciales estacionados en locales mediante concesión de vado. En otros aparcamientos públicos se encuentran 386 plazas.

Según resulta del padrón del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, el 1 de enero de 2013 había 8.057 vehículos. De ellos 23 son autobuses, 757 camiones, 304 ciclomotores, 35 remolques y semiremolques, 35 tractoras y 6.320 turismos.

El informe técnico incluye la puesta en relación del número total de vehículos existentes y de aparcamientos, de lo que resulta una diferencia negativa de 542 aparcamientos.

No obstante, entienden que es preciso descontar los 23 autobuses y 757 camiones, lo que suma 780 vehículos de gran volúmen. Hay que tener en cuenta que estos no tienen autorizado su aparcamiento en el casco urbano.

En consecuencia, al número de total de vehículos censados ( 8.057) se le restan los de gran volúmen (780) y los ciclomotores (887), que según los técnicos «apenas ejercen una presión real a la hora de aparcar en las plazas disponibles de aparcamientos de superfície».

En consecuencia el informe establece que existen 7.515 plazas de aparcamiento en el municipio para cubrir una demanda de 7.277 vehículos ( excluidos autobuses y camiones).

Sin embargo, también se aclara que «es cierto que a diario vemos en nuestras calles vehículos mal estacionados y, quizá, esta circunstancia motiva la opinión y la queja sobre la insuficiencia de los espacios disponibles para el aparcamiento de vehículos en Ermua». Entienden, por tanto, que es «un problema de civismo y de educación ciudadana para respetar el espacio público».

Por ello concluyen que «si bien se deduce que no existe un déficit absoluto de plazas de aparcamiento, no es menos cierto que puede suceder que existan zonas o calles concretas en que la presión de los vehículos sea más evidente, por ejemplo, por que se trate de una calle con una densidad de población superior a la media o que la antigüedad de la construcción de sus viviendas no cuenten con aparcamiento bajo la edificación».