Aitor Hernández (Specialized-Ermua) se ha impuesto en el XXXVIII Ziklo Kross Igorre y se ha proclamado vencedor de la Copa de España, a falta de dos carreras. Javier Ruiz de Larrinaga ha sido segundo y Kevin Suárez, tercero y mejor sub23.

Oviedo, Karrantza, Laudio, Muskiz, Ametzaga, Elorrio, Navia e Igorre. Ocho de ocho. Aitor Hernández ha certificado su superioridad en el barro de La Catedral desde la primera vuelta en un día pasado por agua. No ha sido un paseo ya que Ruiz de Larrinaga ha alcanzado al ermuarra en la cuarta vuelta. Se presumía un duelo igualado como el de la víspera en Asteasu, pero el alavés sufría un enganchón con una cinta del circuito y pinchaba poco después. Aitor abría un hueco definitivo para alzarse con su tercera victoria consecutiva.
“Ayer no me terminaba de encontrar bien y tenía esa espinita clavada. Nada más empezar he sacado toda mi rabia, pero he visto que estaba haciendo hueco y he guardado para un segundo ataque que sí me ha servido para lograr esta importantísima victoria. Ya tenemos la tranquilidad de conseguir la Copa de España, uno de los objetivos del año pero queremos el pleno de victorias, así que las dos carreras que quedan las afronto como un reto para redondear esta primera parte de la temporada. He demostrado que cuando estoy en condiciones es muy difícil batirme, por lo que sigo confiando en mí para seguir cumpliendo objetivos. Mañana en Puente Viesgo habrá que ver cómo se plantea la carrera, ya que aún hay corredores que se juegan clasificaciones sub-23 y quizás les condicione, otros saldrán a romper la carrera, pero como ya dije confío en mí, en hacer mi carrera y que las cosas acaben saliendo como hasta ahora”.