Ermua ganará espacio para los peatones en varias calles de su casco urbano, en lo que el alcalde ha definido como el “triángulo formado por las calles Goienkale, Zubiaurre y Marqués de Valdespina”.

Uno de los proyectos que maneja el consistorio ermuarra para el año próximo es el de salvar el desnivel entre la calle Aldapa y el barrio de Ongarai con ascensores, al considerar el ayuntamiento que el gran desnivel existente complica la instalación de rampas o escaleras mecánicas en el lugar.