Aitor Hernández (Specialized-Ermua) ha conseguido finalizar 8.º en la prueba neerlandesa de Rucphen. El ermuarra ha conseguido ir de menos a más durante la prueba, situándose en torno al top-10 en las primeras vueltas y pudiendo remontar en las vueltas. El corredor de Specialized, que hoy cumple 33 años, disputará mañana al Copa del Mundo de Hoogerheide, que será la última cita antes del Mundial de Tábor para el ermuarra.

“Estoy muy contento. Sumamos puntos UCI, que era el principal objetivo y además he conseguido hacer mi carrera, algo que aún no había podido conseguir fuera de España. El frío que otros días nos ha perjudicado, hoy creo que lo hemos conseguido superar con una buena preparación y el cuerpo ha respondido bien. Mañana tenemos el verdadero test antes de Tábor, espero reafirmar mi condición y poder viajar con las máximas miras posibles al Mundial. Ahora disfrutaremos del resultado y el cumpleaños, pero el regalo espero hacérmelo mañana aunque será otra película”.