Las enmiendas de la oposición se desetimaron, aunque se incluirán 30.000 euros para los colegios a demanda del PNV

Los presupuestos 2015 se aprobaron en Ermua con los votos favorables del equipo de gobierno (PSE/EE y PP), la abstención de PNV y Ezker Anitza y el voto en contra de Bildu. En este ejercicio se contará con un presupuesto de 19.041.000 euros.

El alcalde, Carlos Totorika, defendió los presupuestos «en los que se atienden las prioridades establecidas por la población en empleo, ayuda a familias afectadas por la crísis y transparencia».

Durante la sesión plenaria en la que se aprobaron estas cuentas también se debatieron las enmiendas presentadas por los grupos de la oposición en la villa. Todas las enmiendas fueron desestimadas mediante los votos desfavorables de PSE y PP.

En cuanto a la enmienda a la totalidad de Bildu «por ser presupuestos que priorizan proyectos y no personas, por no realizar una política de empleo eficaz, por no cubrir suficientemente las partidas para familias en crisis, por no cumplir con el Plan de Euskera, no cubrir las necesidades de la juventud y no ser participativos ni transparentes», el equipo de gobierno entendía que Bildu no había comparecido en las comisiones y consejos donde se han abordado estos temas, que no había realizado propuestas y que votó en contra de los proyectos en favor de los programas de empleo y vivienda dirigida a la población joven del municipio.

Bildu también afirmó que «el dinero invertido en políticas de empleo no es de 3,3 millones sino de 800.000 euros, hay que hacer un planning para tener políticas de empleo eficaces que se reflejen en puestos de trabajo, en la web cuesta encontrar información, Promosa ( promotora municipal) no está sujeta a la transparencia y que las partidas de empleo y servicios sociales deberían ser incrementadas».

El concejal de Servicios Sociales del PP, Fernando Lecumberri explicaba que «las ayudas de servicios sociales se aumentaron en 90.000 euros en 2013 y en 75.000 euros en 2014». El alcalde añadió que «existe un diagnóstico de planes de empleo que pone prioridad en la atención a la gente joven, se hace un esfuerzo en la formación a desempleados y Promosa no está en riesgo de quiebra».

Por otra parte, la enmienda de PNV en la que se solicitaban 30.000 euros para reparaciones en colegios, ayudas al transporte público para estudiantes universitarios, trabajadores y comedores escolares, entre otros tampoco fue aprobada, aunque los 30.000 euros se incorporarán a los presupuestos municipales para atender las necesidades de los centros educativos.

El teniente de alcalde, Félix Prol, calificó las enmiendas nacionalistas como «emagógicas, porque son materias de competencia exclusiva del Gobierno vasco y Diputación. «Como los precios establecidos por sus compañeros del PNV son altos nos piden al Ayuntamiento que los subvencionemos. Pidamos toda la corporación al Gobierno vasco y Diputaciónque baje los precios del transporte y del comedor», añadió.

El portavoz del PNV, Jol Gisasola insistió en que «en empleo se asumen competencias que no nos corresponden y se saca pecho, ¿porqué aquí no?». Además aclaró que la competencia de mantenimiento de los colegios es del Ayuntamiento.

El concejal de Servicios Sociales, Fernando Lecumberri, además, añadió que «en el caso de niños y niñas con necesidades el ayuntamiento se hace cargo del importe del comedor».

En el caso de la enmienda de Ezker Anitza, que se basaba en la creación de asociaciones vecinales que estuvieran subvencionadas desde el Ayuntamiento, lo cuál se financiaría con 90.000 euros de las partidas locales para 2015, los responsables del equipo de gobierno argumentaron que «en la próxima legislatura se podría abordar, pero no es aconsejable cambiar un proceso que hemos comenzado hace dos años y que todavía no hemos podido analizar como es preciso».

El alcalde, por su parte, quiso recalcar que «Ermua ya es un municipio participativo, con los Consejos y Comisiones de Cultura, Mujer, Fiestas, Euskera, y demás, que tenemos desde hace años».

Toda la oposición (Bildu, PNV y EzkerAnitza) presentó además una enmienda parcial conjunta para solicitar que se destinaran 10.000 euros a ayudas al transporte escolar local. En realidad, se solicitaban esas ayudas «para los centros o las AMPAS de la Ikastola Anaitasuna y el colegio San Pelayo, que son los que utilizan autobús para acceder a sus centros».

Prol volvió a remitir a estos grupos a realizar una solicitud al Gobierno vasco «de quien es la competencia y es el que ha dicho que en Ermua no hay subvención para el transporte escolar local porque no hay 2 kilómetros de recorrido».

El portavoz del PNV, Jol Gisasola, quiso remarcar que «la solicitud es para los ermuarras, 104 chavales de la ikastola y 54 del colegio San Pelayo, al no ser público, no recibiría las ayudas del Gobierno vasco».