El tiempo ha querido acompañar por la mañana en Ermua  y pese a los malos augurios que durante la semana han amenazado con lluvia, se ha podido disfrutar de la feria de San Martin, al menos, hasta las 2 de la tarde que el agua ha hecho acto de presencia.

La feria que cada año organiza Euskal Birusa ha comenzado bien temprano con la preparación y organización de todos los puestos.En esta ocasión han acudido a la feria ermuarra productores y artesanos que se han colocado como es habitual entre la plaza Cardenal Orbe, Probaleku, y la Plaza de Santiago. La muestra de animales ha estado ubicada en la Plaza 8 de Marzo. Y como no, la txosna de talo, bar  y pintxos de txala entre la plaza y la calle Zubiaurre.  Desde las 11 de la mañana las calles principales han acogido un buen número de ermuarras y visitantes  que han podido hacer compra, ver o disfrutar de un día pensado para vivir en euskera.

La feria ha contado con 39 productores y 16 artesanos. Entre los productores de este año, se han colocado 14 puestos de frutas y productos de la tierra, 7 puestos de quesos, otros 7 con pan del día, 3 de miel y cuatro mas de txakoli y sidra. Junto con estos, 4 más con productos derivados del pato, y nueces y los habituales puestos de los colegios en la Plaza San Martín.

El rebaño de 100 ovejas ha bajado desde Rekalde hasta la zona de cesped de la plaza 8 de Marzo y allí mismo se han expuesto también de caballos, burros, vacas, gallinas, conejos… de los caseríos de Urko y Ureta. El famoso astobusa ha recorrido la calle  Zubiaurre paseando a los más pequeños en sus cestas. También han podido disfrutar de juegos infantiles en la plaza de San Martín.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.