La salida del Olentzero se produce desde la plaza Cardenal Orbe y recorre diferentes calles del municipio, en hombros de varios ermuarras, para volver a la plaza tras el pasacalles. Durante esta kalejira se cantan diversos villancicos junto al personaje, pasando un buen rato antes de acudir a la cena de Nochevieja. Posteriormente el muñeco se quema en la plaza para despedir el año viejo y dar paso al año nuevo quemando lo malo del año que acaba y dando la bienvenida al año entrante. Esta tradición, que en otros lugares de Euskadi se lleva a cabo en fechas más tempranas se celebra en Ermua, desde hace décadas, el día 31 de diciembre. Hay varias versiones sobre la razón que provocó antaño esta tardanza en la celebración ermuarra, pero la más acertada parecer ser la de que llegó tarde el permiso obligatorio en la dictadura, que daba autorización para cantar al Olentzero y, por tanto, los ermuarras decidieron hacer, aunque tarde, lo que tenían previsto.

olentzerosua