El derribo de la Casa Tote se abordará en la segunda fase de la obra de la construcción de las viviendas y garajes del mercadillo.

La Unidad de Ejecución de Zerukoa, que incluye la construcción de 18 viviendas y alrededor de 200 plazas de aparcamiento ( en 2 plantas subterráneas), incorpora también, en su segunda fase, el derribo de la Casa Tote, que se plantea en el Plan General de Ordenación Urbana de Ermua.

Esta zona del municipio se modificará notablemente con la desaparición de este edificio que sobresale de todas las fachadas.El principal objetivo de este derribo es el de crear una acera contínua y con ello mejorar el tránsito peatonal y la seguridad en esta zona, además de mejorar los accesos de comunicación de las calles Zubiaurre y Sexto Centenario. 

En concreto al derribar la edificación residencial se generarán nuevos accesos en rampa que comunicarán ambas calles céntricas del municipio. Esta apertura se producirá tanto en el actual acceso por escaleras, junto al restaurante Urkaregi o la tienda de “EUROPA”, como en la zona del bar Xagua, donde en la actualidad no hay comunicación entre calles debido a que están separadas por un muro y un jardín.  La comunicación se realizará a través de rampas.

En la parte superior, estos accesos a Sexto Centenario se urbanizarán con una zona de protección de 3 metros. Se creará una acera contínua, que es el obetivo principal de este proyecto.

Por otra parte, y teniendo en cuenta las peticiones del vecindario que cuenta en la actualidad con una pequeña solana en la continuidad de esta misma acera, se mantendrá una pequeña terraza de  metro y medio, colocando un vallado en celosía, que permitirá que las ventanas no se vean y proteja este edificio frente al mayor tránsito de peatones por la acera.

No obstante, esta obra se abordará en la segunda fase de ejecución de tareas de construcción de las viviendas del mercadillo.

Las obras, en una primera fase afectarán a la mitad de la superficie del aparcamiento del mercadillo y en una segunda fase a la otra mitad y a la Casa Tote. 

Con la construcción de las viviendas se conseguirán diferentes objetivos en la zona del mercadillo. Al concluir la urbanización, se creará una plaza junto a la Casa Buenos Aires y se mantendrán 65 de los 67 aparcamientos en superfície que existen en la actualidad en la zona.  

Mientras se realicen las obras se trasladará el mercadillo a otro lugar. De momento se ha hablado con los comerciantes que forman parte del mercadillo para conocer sus necesidades. Se espera que la semana que viene el Ayuntamiento apruebe la reparcelación del proyecto, se exponga en periodo de alegaciones y posteriormente se otorgue la licencia de obras.